Poemas

No podríais imaginar cuánto os busca mi pensamiento, Isabel.

Caminé hoy en mi memoria,

jornadas de nuestro tiempo,

había de todo un poco,

mucho más de vos que de mí.

 

Ahí estaba vuestra mirada risueña,

esa sonrisa un tanto traviesa,

los tímidos labios,

la piel tan blanca,

esos rizos dorados llenos de sol.

Vuestra boca tan llena de mí.

 

Caminé en esa jornada,

en este nuevo tiempo en que ya no estabais pensando que os llevasteis un poco de mí,

pero mucho más de mí,

que lo que yo tengo de vos.

 

Os sigo soñando y os vivo en las noches,

en madrugadas en que vos sois sólo mi sueño

 y os vivo ya un tanto diferente.

 

Recuerdo vuestra preciosa voz, ese rostro lleno de ilusión,

las manos casi perfectas, las palabras bellamente preferidas, curli y fito,

y asi...

 

Recuerdo nuestro amor, el que se llevó,

mucho, mucho más de mí,

que lo que yo me quedé de vos.